Fórmulas innovadoras para promocionar productos del tabaco

El cigarrillo electrónico sigue dando de qué hablar. Después de sufrir la primera regulación legal el pasado mes de junio, y ser equiparado a otros productos del tabaco en noviembre, ahora vuelve a la actualidad a propósito de su posible promoción a través de canales no convencionales como el patrocinio. Una reciente información publicada por el diario ABC especula sobre la posibilidad de que Philip Morris utilice Iqos, su nuevo cigarrillo electrónico, como motivo para seguir patrocinando al equipo de Ferrari en Fórmula 1.

Desde la prohibición de la publicidad del tabaco en la UE, y por lo tanto de patrocinios, se ha especulado sobre posible publicidad velada de esta tabaquera a esta escudería, cuyos colores corporativos coinciden con los de la principal marca de Philip Morris, Marlboro. De hecho, tras la prohibición, se registraron denuncias de algunos médicos británicos, alertando de una posible publicidad velada en los coches de Ferrari. A pesar de ello, y como explicaba el diario económico Expansión en febrero, y puede verse en la web corporativa de Ferrari para el público anglosajón, Philip Morris sigue siendo partner de la escudería. De hecho, según el citado diario, Philip Morris habría abonado 40 millones de euros en patrocinio a Ferrari en 2016, y tendría un contrato firmado para mantener el patrocinio hasta 2018.

Estos movimientos son, en cualquier caso, una señal más del interés de Philip Morris por dar impulso a Iqos, su producto estrella después de ser lanzado en 2017. Asimismo, este es un indicativo del interés de algunas tabaqueras en la búsqueda de vías innovadoras para la comercialización de sus productos del tabaco. Aunque otras compañías tabacaleras como British American Tobaco y marcas como West o Mild Seven abandonaran hace años toda posibilidad de patrocinio de la Fórmula 1, Philip Morris parece seguir creyendo en esta vía de promoción.

Comentario