Nuevo golpe a la venta con recargo

A finales de agosto, el Comisionado para el Mercado de Tabacos anunciaba una subida de la tasa por autorización por venta por recargo y hacía público el nuevo modelo 598, impreso necesario para la declaración y liquidación de tasa. Desde este momento, la tasa será de 226,84€ y aunque el impreso a rellenar es diferente, se mantiene la validez del código SAP para realizar los pedidos.

Dicha subida no ha dejado indiferente a nadie en el sector del tabaco. Desde que se comunicara, se suceden las manifestaciones de malestar entre hostelería, estancos y otros agentes del mercado de tabacos. Las subidas de tasas han demostrado ser ya, en el pasado, causantes de bajas en el parque de máquinas, al reducirse paulatinamente el margen de beneficio de sus propietarios y gestores. La subida de tasas es, por tanto, un golpe más a los menguantes beneficios que devienen de la venta por recargo, que, de mantenerse, podría llevar a más retiradas de máquinas por parte de sus propietarios y gestores, sean estancos o empresas mediadoras.

En consecuencia, al reducirse los puntos de venta, se dificulta la adquisición del producto de forma legal por parte del consumidor, y, de forma indirecta, se abre mercado a la venta ilegal, en detrimento de estancos, fabricantes y Administración.

Además, al disminuir los puntos de venta y las posibilidades de adquisición de este producto en otros espacios que no sean el estanco, esta dinámica podría derivar en un descenso de las ventas de tabaco. De ahí que también otros agentes como productores y distribuidores, se estén empezando a ver afectados y expresen su descontento.

 

Más información:

Comentario