El estanco de tabacos, en la campaña contra el contrabando

El estanco de tabacos es uno de los soportes claves en la campaña de Altadis contra el contrabando de tabaco. Así se ha hecho ver en la última iniciativa lanzada por la tabaquera, centrada en lanzar el mensaje “El contrabando deja huella”, con el subtítulo “hacerle frente es nuestra responsabilidad” y para la que Altadis quiere contar especialmente con la colaboración de la red de estancos. Con ese motivo, desde el pasado 4 de julio, Altadis ha estado repartiendo vinilos, dípticos y posters en más de 4.600 estancos de tabaco de Madrid, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, regiones donde el contrabando está causando mayores pérdidas.

La campaña se enmarca en el Plan de Acción “No contrabando” iniciado en 2015 con el lanzamiento de la web nocontrabando.altadis.com y pretende concienciar al consumidor sobre los perjuicios que causa el contrabando a toda la cadena productiva y comercial, desde el agricultor, pasando por fabricantes y distribuidores, hasta el estanco de tabaco y finalmente, el consumidor. Además de la citada web, desde la que se pueden denunciar casos de contrabando o venta ilícita de tabaco, Altadis lanza una aplicación para móviles y tablets -‘NO Contrabando’, compatible con dispositivos iOS y Android–, a través de la cual es posible realizar denuncias anónimas de puntos ilegales de venta de tabaco.

El estanco de tabacos contra el contrabando

Además de implicar al estanco de tabacos en la lucha contra el contrabando de tabaco, Altadis recuerda las consecuencias de esta actividad, tanto para el estanco como para la sociedad:

  • pérdidas millonarias para la sociedad por la menor recaudación de impuestos
  • fácil acceso de los menores de edad al tabaco ilegal
  • amenaza para los más de 60.000 puestos de trabajo que genera la industria tabaquera en España
  • financiación de las organizaciones criminales que proviene en un 20% de esta actividad ilícita

En  los  soportes de  esta  campaña, Altadis insta al sector a ser diligentes para que cada fabricante venda a sus distribuidores e importadores la cantidad que corresponda a la demanda real del mercado; asimismo, Altadis reafirma su disposición a colaborar de forma permanente con las autoridades y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al mismo tiempo que defiende mantener una estructura impositiva adecuada que impida el incremento de las ventas ilícitas.

 

Comentario