Los empresarios del Tabaco presentan un informe demoledor en defensa de la Industria

La Asociación Empresarial del Tabaco (Adelta) ha presentado un informe demoledor sobre la situación actual de la Industria del tabaco. En el mismo, titulado “La industria del tabaco en España: 1990-2015” ensalza la contribución realizada por el sector al erario público vía impuestos, actividad económica y creación de empleo; y al mismo tiempo denuncia el crecimiento de la fiscalidad sobre el tabaco en los últimos 25 años, el exceso de normas reguladoras para este mercado y las consecuencias sobre el mismo.

En ese sentido, Adelta, recuerda en su informe que:

  • Solamente en 2013, la industria del tabaco en España generó 1.010 millones de euros en Valor Añadido (el 0,1% del PIB nacional) y empleó a 14.853 nuevos trabajadores (el 0,08% del empleo total).
  • De manera directa, la industria del tabaco generó 404 millones de aportación al PIB y empleó a 3.325 trabajadores, de lo que se deduce una productividad de 121.000 euros por trabajador, que es muy superior a la media de la economía española.
  • En su totalidad, el sector del tabaco genera un Valor Añadido Bruto de 3.057 millones de euros y un empleo de 60.814 ocupados.
  • Además de la recaudación fiscal por impuestos especiales e IVA , la actividad de la industria generó (estimado para 2013) una recaudación de 266 millones de euros por Cotizaciones Sociales, IRPF e Impuesto de Sociedades, por los denominados efectos directos, indirectos e inducidos derivados de su actividad.

Además, en lo que se refiere a impuestos:

  • La recaudación fiscal atribuible al tabaco representa el 1% del PIB español (cien contribuyentes como este aportarían recursos equivalentes al PIB) y el 5% de la recaudación total de la Administración General del Estado (veinte contribuyentes como este allegarían todos los impuestos que se recaudan en España).
  • La recaudación procedente de los impuestos especiales del tabaco (sin contar el IVA) contribuye con el 35% de todos los impuestos especiales recaudados, equivalente también al 68% de la recaudación por el impuesto especial de hidrocarburos y es 6,6 veces mayor que la recaudación por alcohol y derivados y cerveza.

Por este motivo, Adelta lamenta que la incidencia de la fiscalidad sobre el PVP del tabaco sea ya del 77% (para todas las labores), mientras dicha carga fiscal es del 47% para los hidrocarburos, del 43% bpara el alcohol y derivados o del 21% para la electricidad. Además, Adelta denuncia que la regulación del tabaco (incluida la fiscalidad) puede haber llegado al punto en que los beneficios (recaudación) resulten menores que los costes (mercado ilegal, caída del consumo y las ventas, etc). A consecuencia de esta lectura de la evolución del mercado en los últimos 25 años, Adelta solicita una reformulación de la legislación, o “regulación inteligente”, que concilie los objetivos del erario público con la defensa de los legítimos intereses de los agentes del sector (productores, fabricantes, distribuidores, etc).

Comentario