Menos picadura y más cigarrillos: efectos del contrabando de tabaco en Extremadura

El contrabando de tabaco y la venta de tabaco ilegal afectan en mayor o menor medida a todas las regiones de España, y lo hacen en cada una de forma particular. Recientemente, un artículo del diario Hoy de Extremadura ponía el acento en la problemática propia de esta comunidad autónoma, donde el mayor tráfico ilegal se da con el tabaco de picadura. La primera pista a seguir puede rastrearse con los datos de venta: entre marzo de 2014 y marzo de 2015 los 522 estancos existentes en Extremadura vendieron más cigarrillos que en el mismo periodo anterior (115.050 cajetillas) y menos picadura de liar (3.664 kilos).

Este hecho, que contradice la tendencia a nivel nacional, de menor descenso de la venta de picadura que de cigarrillos, tiene su raíz en la particularidad extremeña: es, por encima de todas las demás en España, una zona productora de tabaco, y por lo tanto, donde el acceso a la materia prima es mucho más fácil. De ahí que sea en esta zona, y la limítrofe con Castilla-La Mancha, no lejos de la comarca de la Vera, donde se han levantado las últimas dos fábricas de tabaco ilegales, una en Talayuela y otra en Navalmoral de la Mata (Cáceres). De hecho, en esa comarca, Campo del Arañuelo, como señala el artículo del diario Hoy, “es imposible vender un solo kilo de tabaco de liar porque la producción ilegal se ha hecho con el mercado”. El tráfico ilegal ha llegado a tal punto en la región, que si en España la media del tabaco consumido que no paga impuestos es del 11,2%, en Extremadura llega al 40%, según datos de la mesa del Tabaco.

Esta realidad no sólo es sangrante para los profesionales legales del Tabaco en Extremadura, desde productores y fabricantes, o el Estado y los estanqueros, sino un peligro sanitario para los fumadores. Como advierten las autoridades sanitarias, consumir tabaco ilegal supone arriesgarse a fumar producto mal tratado, apolillado, con heces de ratas y hasta serrín, como denuncian desde Logista.

Comentario