Los estanqueros y la mesa del tabaco se muestran críticos ante la nueva directiva europea antitabaco

La nueva directiva antitabaco, aprobada por el Parlamento Europeo el pasado día 26 de febrero, ya ha suscitado las primeras críticas en los sectores vinculados a la producción, distribución y venta del tabaco. La primera de esas críticas ha llegado desde la Mesa del tabaco, que reúne a todo el sector del tabaco en España desde cultivadores, transformadores, fabricantes y distribuidores, hasta estanqueros y fabricantes de máquinas expendedoras junto con CEOE y los principales sindicatos.

Dicha agrupacion sectorial se reafirma en sus posiciones frente a esta directiva, anticipadas desde hace meses en su página web. En declaraciones a Europa Press (EP), su portavoz, Juan Páramo, ha tildado la nueva directiva de “desproporcionada” y ha dicho que no va a cumplir los objetivos sanitarios que persiguen dado que las propuestas no están basadas en “ningún tipo de evidencia científica que lo justifique”. Además, Páramo, ha recordado que este cambio legislativo pone en peligro la estabilidad laboral de 56.000 personas, que son las que dependen económicamente en la actualidad del sector del Tabaco de forma directa o indirecta.

Del mismo modo, el portavoz de Cultivo y Transformación en la Mesa del Tabaco, Ricardo Miranda, ha manifestado a EP ha recordado que esta directiva pone en peligro la continuidad de una actividad de cuyos ingresos dependen 20.000 familias, solo en Extremadura, tercera región de mayor producción tabaquera de Europa.

Estanqueros

Por su parte, Salomé Ibáñez, portavoz de estanqueros de la Mesa del Tabaco, ha advertido de que la nueva normativa puede complicar “aún más” el futuro de cerca de 13.500 estancos que hay en España y que genera cerca de 26.000 empleos, y ha aseverado que se va a homogeneizar la oferta, algo que puede derivar en un incremento del contrabando y comercio ilícito, según informa EP.

En ese sentido, la Unión de Estanqueros, se une a esas críticas y alerta sobre las consecuencias de esta directiva en el crecimiento del comercio ilegal de tabaco, que, obviamente, no se ajusta a normas ni restricciones. Para esta agrupación profesional de estanqueros, la directiva en curso, al dar ventaja al comercio ilícito de tabaco, tendrá como primera consecuencia el cierre de expendedurías de tabaco, y por lo tanto, redundará negativamente en la recaudación de impuestos que gravan al tabaco.

Además, la Unión de Estanqueros insiste en las consecuencias que tiene el comercio ilegal de tabaco sobre el consumo en menores, al no ser restrictivo con el mismo, justamente uno de los objetivos perseguidos por la directiva europea.

Comentario