Extremadura apuesta por la tecnología y las renovables en el cultivo de tabaco

En un momento en que arrecia la crisis económica y sus efectos en los sectores primarios son cada vez más notables, algunos gobiernos regionales han decidido seguir apostando por la tecnología como forma de mejorar la competitividad. Es el caso de la Junta de Extremadura cuyo consejo de Gobierno aprobó en su última sesión un decreto y orden de convocatoria para 2011 de ayudas destinadas a la “promoción y el uso en común de nuevas tecnologías en maquinaria y equipos agrarios en las explotaciones tabaqueras”.

Estas ayudas, que sumarán un total de 800.000 euros, están incluídas en el Plan de Apoyo a los Tabaqueros Extremeños. Permitirá la adquisición por parte de los agricultores de maquinaria agrícola que suponga una innovación tecnológica en los procesos de cultivo, recolección, curado y  selección del tabaco. El objetivo es que la tecnificación y modernización de estos procesos conlleve un importante ahorro de costes y mejore la competitividad del tabaco extremeño en el mercado.

Estas ayudas se sumarán a las ya anunciadas en abril por este gobierno regional para el fomento del uso de energías renovables en la explotación del tabaco y de otras líneas de ayuda a la innovación. En el caso de la primera, se trata de una partida de crédito por valor de 20 millones de euros destinada a la implantación de estas energías en todos los procesos, desde el cultivo y producción hasta la distribución. Sucede a su vez a iniciativas como el “Programa Emprendedor para Jóvenes Cultivadores de Tabaco” y el “Plan de Ayudas para la Modernización del sector para secaderos de Tabaco”.

Comentario