El contrabando de tabaco aumenta a 1 mes de la entrada en vigor de la nueva ley

Apenas quedan 40 días para la entrada en vigor de la nueva ley anti-tabaco y siguen llegando cifras que reflejan un aumento del contrabando de tabaco en toda España, especialmente en el Sur. La semana pasada por ejemplo, la Policía Nacional se incautaba en Jerez y por segunda vez en menos de siete días de una partida de tabaco de contrabando en varios locales hosteleros de la ciudad gaditana y apenas unos días antes El País alertaba en un reportaje sobre el incremento del contrabando desde Gibraltar en un 15% en los últimos 10 meses. Pero la Historia viene de largo como ya se ha informado desde Interestanco y desde mediados de año se viene percibiendo un claro aumento del mercado ilegal de Tabaco.

Por este motivo ya son varias las voces que han alertado que el contrabando no sólo no se solucionará sino que aumentará cuando entre en vigor la reforma de ley anti-tabaco el próximo 2 de enero de 2011. En España, el propio Comisionado para el mercado de Tabaco advirtió este verano al Ministerio de Economía sobre el posible impacto de la nueva ley anti-tabaco y la posibilidad de que repercutiera en un incremento del contrabando. Poco antes la Unión de Asociaciones de Estanqueros anticipaba también estas consecuencias

Este problema trasciende las fronteras y ya está afectando a otros países donde también se han puesto en marcha leyes anti-tabaco y donde distintos colectivos han denunciado su consecuencia sobre el tráfico ilegal de tabaco. Así ha ocurrido ya en Perú, donde colectivos ciudadanos como RespetoxRespeto ha denunciado un posible efecto perverso de las prohibiciones sobre el mercado del tabaco, al igual que lo ha hecho el Club de fumadores por la Tolerancia en España, y hasta la Asociación Internacional de Productores de Tabaco, que advirtió a la Organización Mundial para la Salud que las medidas antitabaco como la prohibición de fumar en lugares públicos o el aumento paulatino de precios no sólo aumentarán la pobreza, al reducirse el cultivo de tabaco en numerosos países del tercer mundo, sino que alentarán el contrabando.

También en esa línea, un documento de 2001 elaborado por el europarlamentario griego, Giorgios  Katiforis,  y presentado por la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo para impedir un aumento de impuestos en las labores de tabaco explicaba que ese incremento, parte inherente de las medidas anti-tabaco de la UE,  “tendrá como consecuencia que se produzca el contrabando extracomunitario favoreciendo la entrada ilegal a nuestro territorio de productos potencialmente más peligrosos para la salud, además de reducir la competencia de los mercados, lo que contraviene el espíritu general del Tratado”. A pesar de las advertencias del llamado “informe Katiforis” el Consejo Ecofin del 6 de noviembre de 2001, en el cual participó como representante español el entonces Secretario de Estado, D. José Folgado, aprobó sin debate el acuerdo político de revisión de las Directivas 92/79/CEE, 92/80/CCC y 95/59/CE sobre estructuras y tipos de los impuestos especiales aplicables a los cigarrillos y a los otros productos elaborados.

Comentario