La Hostelería y el Juego alertan sobre el efecto negativo de la nueva ley anti tabaco en la Economía y el Empleo

Desde distintos sectores empresariales como la Hostelería o la Industria del Juego se está alertando al Gobierno sobre las consecuencias negativas que podría tener en el empleo una reforma restrictiva de la Ley Anti Tabaco. Estas reacciones se han producido durante las últimas semanas anticipándose al trámite parlamentario para avanzar en la citada reforma, una propuesta que fue aprobada ayer por unanimidad en el Parlamento. Tras dar este paso la nueva Ley, que prohibirá el consumo de tabaco en establecimientos abiertos al público, tendrá que esperar a después del verano para ser aprobada y será de aplicación a partir del 1 de enero de 2011.

Desde la Hostelería española, un sector formado por 377.000 empresas que dan trabajo a 1,45 millones de personas, se han realizado estimaciones que apuntan a pérdidas de 13.000 millones de euros en 2011. La Federación Española de Hostelería (FEHR) señala que esta cifra es un 10% de los ingresos del sector, que aporta un 10% del PIB español.

Estas pérdidas se sumarían al coste asumido por los hosteleros para reformar sus locales y cumplir con la ley Anti Tabaco actual, unos 1.000 millones de euros desde 2006. Para llegar a esta cifra la FEHR informa de que 50.000 establecimientos han realizado estas reformas, un 14% del total y para ello han gastado una media de 20.000 euros cada uno, un 14% más que lo estimado inicialmente por el Gobierno.La FEHR detalla asimismo que la nueva ley podría suponer un descenso de entre un 10 y un 15% para bares y cafeterías y un 15% en los locales nocturnos.

Comercio y Juego

En esa línea las Cámaras de Comercio han realizado distintos estudios que ofrecen más detalles sobre lo efectos que la nueva ley puede tener sobre la Economía. Así la Cámara de Madrid se descolgaba recientemente con el estudio “Valoración del impacto de la Ley Anti Tabaco en el sector de la Hostelería de Madrid”, que fija en 1.560 millones de euros la caída de facturación del sector en la región, un 10% de la cifra de negocios conseguida en 2009.

También la Industria del Juego ha realizado sus valoraciones frente a la reforma de la ley Anti Tabaco y ha señalado recientemente que su aprobación podría suponer el cierre de 120 salas de bingo y la pérdida de 5.000 empleos directos, 6.700 si se suman los indirectos. Para llegar a estas cifras los empresarios del juego han realizado un estimación de las consecuencias de esta ley sobre los ingresos, una caída del 30%, es decir unos 830 millones de euros. Finalmente la Industria recuerda al Gobierno que esto le supondrá perder 250 millones de euros en concepto de impuestos.

Comentario