Se intensifican las críticas de colectivos ciudadanos a la reforma de la Ley del Tabaco

La reforma de la Ley del Tabaco anunciada por el Gobierno para el próximo mes de enero ha provocado numerosas críticas en distintos ámbitos sociales y empresariales. Organizaciones ciudadanas como El Club de Fumadores por la Tolerancia, creada en 1995 con el fin de promover la tolerancia entre fumadores y no-fumadores, están intensificando sus mensajes y realizando distintas acciones con el fin de frenar normativas que puedan menoscabar los derechos de algunos ciudadanos.

A finales de mayo esta organización anunciaba que 300.000 personas habían firmado un documento de oposición a la propuesta de reforma de la llamada “ley anti-tabaco”. La recogida de firmas es parte de la campaña emprendida por El Club de Fumadores por la Tolerancia en los últimos meses bajo el ya conocido lema del 68 de “prohibido prohibir“.La actividad del Club de fumadores está siendo frenética, sobre todo en internet donde a la primera web oficial se sumó la de prohibido prohibir, así como presencia en Youtube, Facebook y Twitter. Entre sus acciones se encuentra la de recoger opiniones de famosos que apoyen su causa, como es caso del laureado actor Luis Tosar.

Los medios de comunicación ya se están haciendo eco de este tipo de acciones y algunos como ABC, han publicado ya amplios reportajes donde dan voz también a otras entidades relacionadas con el consumo del tabaco como los clubes de fumadores, para los que la nueva Ley habría reservado una excepción. Entre ellos el más citado es el Club Puro Placer, un espacio al que sólo pueden acceder los socios aunque la adhesión es, por el momento, gratuita. El modelo de club es el de reservar el derecho de entrada a socios y ofrecer en el interior la venta de una amplia gama de cigarros puros así como licores, brandies y whiskies para su consumo.

Comentario